miércoles, 20 de mayo de 2009

Plan Bolonia


El proceso de Bolonia está en marcha. Voces a favor, voces en contra, matices, sí pero, no pero. En todo caso un debate abierto en el que tenemos opinión y opiniones.

Blog de Javier Lopez

lunes, 18 de mayo de 2009

Sin profesores motivados no existirá la Escuela 2.0

El ordenador será de los alumnos, que deberán tener Internet en casa. Los PC personalizarán la enseñanza. El objetivo del Gobierno es implicar a las familias en la educación de sus hijos

Los alumnos del colegio Jacint Verdager de Sant Sadurni d’Anoia (Barcelona) estudian desde 2004 con un portátil para cada uno.

ALBERT GEA
DIEGO BARCALA - MADRID - 18/05/2009 08:21

El teorema de Pitágoras, la Guerra Civil o la circulación sanguínea a través de gráficos y vídeos de YouTube. El plan Escuela 2.0 presentado por el Gobierno en el debate sobre el estado de la nación un portátil por alumno desde quinto de Primaria hasta el final de la Secundaria puede ser la revolución pedagógica más importante del siglo XXI. Pero las pocas experiencias piloto practicadas hasta ahora en España advierten de que sin el impulso de los profesores no existe novedad didáctica que valga. Convencer a los maestros es el verdadero reto.

Hace tres años comenzó en el pequeño pueblo de Ariño (Teruel) un proyecto escolar con una veintena de alumnos. Se les repartió un pequeño portátil, se implantaron las pizarras digitales y se instaló Internet en clase y en las casas de los alumnos. El resultado fue la pérdida de importancia del docente y del libro de texto en favor de la participación del alumno, según concluye el profesor José Antonio Blesa. "El maestro se queda en un mero gestor del grupo", resume.

La experiencia destapó también el fracaso que puede ocasionar la falta de motivación de los profesores. "Existe el miedo a perder la autoridad porque el alumno plantee asuntos que el profesor no sabe", añade.

"Lo gratis no se valora, preferimos el copago", señala la Generalitat

En Catalunya, la experiencia fue ampliada con portátiles casi para cada alumno en 10 municipios desde 2004. El resultado del proyecto ha dado lugar a la enseñanza personalizada. Cada estudiante cuenta con un perfil en el que queda registrado su rendimiento, su evolución y sus intereses.

Cursos para 70.000 maestros

Los profesores catalanes han acelerado su formación a base de cursos. En total, se han reciclado 70.000 docentes. Los complejos del profesorado en una materia en la que los chavales van más avanzados ha sido un obstáculo. "Es una de las resistencias ocultas que han aparecido", reconoce el director general de Innovació Educativa de la Generalitat, Joan Badía.

"La televisión apenas entró en las clases", avisa un experto

"El libro de texto ha limitado la imaginación del profesor. Te lo da todo hecho, no hace falta ni preparar la clase. El ordenador obliga al profesor a ponerse al día, a navegar en busca de páginas donde encontrar las grandes posibilidades que aporta la Red a la enseñanza", explica Blesa. En su opinión, el método digital en clase es un "antes y un después" en la enseñanza que corre el peligro de desperdiciarse si el Gobierno no tiene en cuenta dos aspectos: "Cada escuela necesita un ritmo diferente y el profesorado es fundamental", explica.

El Gobierno confía en el éxito del programa pero frena a los más optimistas con una advertencia que se traduce de las propias palabras del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero: "Se repartirán a partir del curso que viene". Es decir, a partir de septiembre comenzará la instalación del material y los cursos a los profesores que pueden alargarse durante todo el año académico 2009/2010.

Aprender de la televisión

Blesa cree que los creadores del plan Escuela 2.0 deben aprender del mal o nulo uso que se ha hecho antes de otros elementos técnicos. "La televisión apenas ha entrado en las clases. Hay que repensar la manera de educar. Los métodos a veces son los mismos que a principios de siglo", define.

Las experiencias de Ariño y Catalunya han mejorado uno de los grandes defectos del rendimiento escolar: la implicación de las familias. Educación atribuye a ese déficit una parte de la culpa de que el 30% de los alumnos no acabe la Enseñanza Secundaria Obligatoria (ESO). "Cuando los alumnos se lleven el portátil a casa y traigan con ellos la alfabetización digital a sus hogares, la implicación cambiará", explican en Educación.

Propiedad del alumno

Este elemento es el que motiva que los 420.000 ordenadores que se repartirán a lo largo del curso que viene a los alumnos de quinto de Primaria en la escuela pública y concertada sean de propiedad del alumno, no del centro. El coste del material y de la conexión a Internet ya ha despertado las dudas de algunas comunidades autónomas que deberán cofinanciar el plan al 50% con el Gobierno.

Uno de los Ejecutivos que apuesta por la participación de las familias en el pago es Catalunya. "Lo gratis no se valora de la misma manera. Nosotros somos partidarios del copago con las familias", reflexiona Badía. Las 17 comunidades autónomas y el Gobierno deberán llegar a un acuerdo mañana en la conferencia sectorial que se celebrará en el Ministerio de Educación.

Ayer murio uno de los grandes de la literatura mundial, Mario Benedetti. Todos hemos perdido algo, ...

Testamento de miércoles


Aclaro que éste no es un testamento
de esos que se usan como colofón de vida
es un testamento mucho más sencillo
tan solo para el fin de la jornada

o sea que lego para mañana jueves
las preocupaciones que me legara el martes
levemente alteradas por dos digestiones
las usuales noticias del cono sur
y la nube de mosquitos casi vampiros

lego mis catorce estornudos del mediodía
una carta a mi mujer en la que falta la posdata
el final de una novela que a duras penas leo
las siete sonrisas de cinco muchachas
ya que hubo una que me brindó tres
y el ceño fruncido de un señor
que no conozco ni aspiro a conocer

lego un colorido ajedrez moscovita
una computadora japonesa sin pilas
y la buena radio en que está sonando
el español grisáceo de la bibicí
ah la olivetti y el cepillo de dientes
no los lego porsiaca
lego tropos y metáforas de uso privado
que modestamente acuñe en la tarde
por ejemplo el astillero en que reparo mis sueños
el pájaro aleatorio que surge del crepúsculo
la cortina de lluvia que miro y no descorro
lego un remordimiento porque es aleccionante
y un poco de tristeza por que es inevitable
también mi soledad con la ilusión
de que el jueves resuelva no admitirla
y me sancione con presencias varias

lego los crujidos de mis viejas bisagras
también una tajada de mi sombra
no toda por que un hombre sin su sombra
no merece el respeto de la gente

lego el pescuezo recién lavado
como para un jueves de guillotina
una maceta con hierbabuena
y otra con un bionato que me hastía
ya que esta cargante convolvulácea
me está invadiendo el cuarto con sus hojas

lego los suburbios de una idea
un tríptico de espejos que me agrade
el mar allá al alcance de la mano
mis cóleras por orden alfabético
y un breve y curioso estado de ánimo
que todavía no se si es inocencia
o estupidez malsana
o alegría

sólo ahora lo advierto
en paredes y anaqueles y venas
en glándulas y techos y optimismos
me quedan tantas cosas por legar
que mejor las incluyo
en otro testamento
digamos el del viernes

Mario Benedetti

sábado, 16 de mayo de 2009

La “escuela 2.0″ se hará sobre software libre

Por César Calderón
Lo acaba de anunciar Leire Pajin y es sin duda la noticia del día, el proyecto de que el gobierno entregue un ordenador para cada estudiante de primaria, tambien llamado “Escuela 2.0″ por la prensa se construirá sobre software libre.
Y la razón no ha sido solamente el coste de la medida, existe un importante componente filosófico y de fomento del la industria española de desarrollo e implantación del software libre ,una apuesta de país para construir toda una industria alrededor del Open Source capaz de generar miles de puestos de trabajo y riqueza basada en la innovación.
Toda una generación de estudiantes españoles conocerá desde su infancia las ventajas de este tipo de software y realizarán todos sus trabajos escolares en formatos abiertos y compatibles, siendo capaces desde su infancia de conocer los distintos idiomas de la red.

viernes, 15 de mayo de 2009

Por un modelo educativo solidario, equitativo y de calidad

Nadie tiene ninguna duda de que para que nuestro sistema educativo sea el mejor de los posibles es imprescindible el concurso de quienes son sus principales actores: educadores, padres y madres, dirigentes políticos y agentes económicos y sociales. Porque es innegable que una apuesta de todos por un buen modelo de enseñanza garantizaría a las generaciones venideras unas condiciones satisfactorias para su desarrollo vital y su futura incorporación al mundo laboral.
Ahora bien, es precisamente en relación con los caminos seguidos para alcanzar este modelo educativo ideal donde surgen los conflictos. Estos días atrás hemos visto cómo el Opus ponía toda su “artillería” en marcha para frenar la resolución de retirada del concierto educativo al colegio Torrevelo. Para este colectivo, la búsqueda de “su” equidad es favorecer a sus clientes que, por otra parte, son generalmente la gente más pudiente de nuestra sociedad.
En CC OO, en cambio, entendemos, y defendemos, que los motivos por los que el modelo educativo de Cantabria ha de ser portada de los medios de comunicación regionales han de ser bien distintos. Así, apostamos por un modelo que se preocupe por las familias con importantes problemas económicos que no pueden pagar el comedor de sus hijos; por un modelo en el que todas las enseñanzas obligatorias tengan unas ratios ejemplares y en el que, además, no existan problemas de falta de centros en ningún municipio de Cantabria; por un modelo con una red de Centros de FP capaz de satisfacer de manera ejemplar la demanda de formación que plantean los alumnos; por un modelo que potencie las Escuelas Oficiales de Idiomas para acercar a nuestra ciudadanía a un bilingüismo efectivo; y por un modelo, en definitiva, en el que en la Universidad sea un ejemplo para el resto de países de la OCDE.
Pero hasta que todas estas “patas” de nuestro modelo educativo no alcancen el grado de calidad que todos los ciudadanos queremos, abrir un debate para favorecer a los más pudientes no dejará de ser indignante y “poco cristiano”. Porque nunca podremos respaldar la defensa de unos intereses particulares y sí la mejora de las condiciones de los más necesitados, que no son precisamente los que acuden a los colegios del Opus Dei.
En la parte que nos toca, los distintos agentes sociales y políticos de nuestra región hemos de ser capaces de llegar a un pacto regional por la Educación. Un pacto en el que quede patente cuál es lo verdaderamente importante en materia educativa y con el que nadie pueda sentirse tentado a llevar a cabo una manipulación partidista de sus contenidos. Un pacto en el necesariamente queden afianzados los principales pilares de nuestro modelo educativo, para que su progreso no sea moneda de cambio en futuras negociaciones.
En este sentido, sería deseable que entre todos pudiéramos alcanzar un acuerdo global que permitiera crear una efectiva red de centros de 0-3 años que facilite conciliar la vida personal, familiar y laboral a todos los trabajadores. Que posibilitara ofrecer unas enseñanzas obligatorias de calidad para que todos nuestros hijos crezcan y se desarrollen en una educación basada en la diversidad, equidad y posibilidades reales de bilingüismo. Que hiciera posible una FP que forme a profesionales en relación con las empresas, para que aquéllos puedan estar en las mejores condiciones de acceder a empleos de calidad. Y una Universidad que innove, investigue y desarrolle planes de formación atractivos y efectivos para nuestros universitarios.
Se trata, en suma, de construir un modelo educativo que redunde en beneficio del conjunto de los ciudadanos y ciudadanas de Cantabria y garantice el futuro de nuestra región.
Pero alcanzar este objetivo requiere del esfuerzo y el compromiso de todos, especialmente de las distintas administraciones, desde la propia Consejería de Educación y la Federación de Municipios a todos los ayuntamientos de Cantabria que, con altura de miras, deberían poner fin a las continuas zancadillas a las que tan acostumbrados nos tienen e iniciar una colaboración estrecha y decidida por el bien y el progreso de toda la comunidad educativa.
Porque sin su concurso no será posible la creación de una escuela, ni disponer del necesario suelo para su mejor ubicación, ni dotar a los centros del personal adecuado de administración y servicios. Y esto requiere de un impulso económico.
En este sentido, cabe resaltar que la mayoría de los países con los que habitualmente nos comparamos, tanto en el informe PISA como en otros de la OCDE, disfrutan de un gasto asignado en materia educativa de en torno al 7% del PIB.
En nuestra comunidad autónoma, en cambio, este gasto no llega al 3,5%. Por tanto, parece claro que el esfuerzo presupuestario al que el Gobierno de Cantabria tiene que hacer frente en esta área es considerable. Padres y madres exigimos un buen modelo educativo y que nuestros hijos tengan a su disposición las mejores herramientas y los mejores profesionales para formarse.
Alcanzarlo pasa, como ya hemos dicho, por incrementar de manera sustancial el gasto, pero igualmente apostar por, como se dice ahora, por una educación 2.0 que supere antiguas visiones educativas, sin duda válidas hace años pero obsoletas en una sociedad tan cambiante como la actual.
Queremos que nuestros hijos e hijas disfruten del mejor sistema educativo; de un modelo dotado de recursos materiales y humanos, basado en la solidaridad, equidad y calidad, capaz de transmitirlo de generación a generación. Que huya del egoísmo de los de siempre en detrimento de los más desfavorecidos. Y que sea mimado y atendido por todas las administraciones y respetado por toda la sociedad.
De otro modo, este modelo no podrá ser estable ni reconocido por sus resultados.


Javier Ramírez y J. Francisco. Calvo son Secretario General y de Organización de la Federación de Enseñanza de CC OO de Cantabria

Publicado en "EL DIARIO MONTAÑES" el 15/05/09

lunes, 11 de mayo de 2009

Coeducación: cuestión de género, cuestión social

TRADICIONALMENTE la coeducación se ha relacionado y visto como una cuestión de género. Y lo es. Pero también es una cuestión social.
Y eso se olvida a veces. En sus primeros pasos, los defensores de la coeducación se contentaban
con que niñas y niños, chicos y chicas, estuvieran en una misma aula sin importar cómo. Dado que, en muchos casos, se separaba en el aula el espacio ocupado por unos y otros, seguidamente,
dando un paso más, se propuso que no hubiera separación física por sexos dentro del aula. También esto resultó insuficiente. No se trataba sólo, en efecto, de que no hubiera aulas o centros
docentes de chicos o de chicas, sino de que el currículum fuera similar para ambos sexos. Todavía fue necesario ir más allá: niñas y niños podían sentarse juntos en las mismas aulas y estudiar las mismas materias y textos, pero podían recibir -de hecho recibían un tratamiento distinto en función del profesor y de la materia de que se tratase y, en general, discriminatorio para
el sexo femenino.
Quienes rechazan la coeducación y no la practican en sus centros suelen aducir, a falta de otros argumentos, que la separación por sexos se justifica en razón del mayor rendimiento de las chicas
en relación con los chicos. Ya no se alegan razones morales -hoy, en general, indefendibles por socialmente obsoletas-, aunque ésas sean en el fondo las que les llevan a sustentar sus afirmaciones o prácticas. No se atreven a decir lo que realmente hay detrás de dichas lo que realmente temen -el recelo, el miedo al cuerpo y a todo lo que ello implica- y recurren argumentos, por así decir, pedagógicos o técnicos. No es el sexo, es el rendimiento, lo que, según ellos, justifica el rechazo a la coeducación. Sin embargo, si fueran consecuentes con su argumentación, formarían en sus centros docentes grupos mixtos por niveles de rendimiento -
uno, el de mejor nivel con predominio de las chicas, y otro, el de nivel inferior, con predominio de los chicos, y no grupos segregados en función del sexo.
Quienes utilizan este argumento suelen también ser enérgicos defensores -y practicantes, cómo no- de la separación por niveles de rendimiento, tanto entre los centros docentes como en cada uno de ellos. Una separación que justifican por razones pedagógicas que, en último término, son siempre sociales. De este modo, paradójicamente, convierten la cuestión de la coeducación en
aquello que por su propia naturaleza es: un asunto de discriminación social. Por razón del sexo, pero social. La coeducación es, en efecto, una cuestión de género y, por ello, social. Su rechazo implica discriminación y segregación; es decir, desigualdad de trato, de derechos y de oportunidades entre las niñas y niños, los chicos y las chicas, de una misma sociedad. Y ello
tiene que ver con la cohesión social, la violencia de género, entre sexos, pero social, y las desigualdades educativas,culturales y sociales. Del mismo modo que la segregación educativa por razones sociales, culturales y religiosas dificulta que quienes integran una misma sociedad aprendan a convivir y a conocerse, la segregación en razón del sexo imposibilita que las aulas y
los centros se conviertan en espacios sociales en los que personas de diferente sexo aprenden a convivir y a conocerse, respetándose. Al fin y al cabo sólo se trata de hacer normal en las aulas lo que se pretende que sea normal en las familias y en la calle.
Cuando la coeducación no se acepta en las aulas es porque tampoco se acepta la no discriminación y la igualdad entre los sexos fuera de ellas.

Antonio Viñao
Universidad de Murcia

sábado, 9 de mayo de 2009

FAMILIAS Y ÉXITO ESCOLAR

Juan Jorganes
Presidente de FIES
Alejandro Álvarez
Coordinador de FIES-Asturias
Existe una relación clara entre el éxito o fracaso escolar del alumnado de Secundaria y el nivel sociocultural de las familias. El alumnado con padres y/o madres con nivel de estudios más altos acuden más a las clases particulares. Las chicas estudian más horas en casa que los chicos. Así se constata en los primeros análisis de una encuesta presentados por la Fundación de investigaciones Educativas y Sindicales (FIES) en los números 11 y 12 de los Cuadernos FIES (www.fieseducacion.org). *

De las tres redes educativas (pública, privada concertada y privada no concertada), la pública es la que acoge al alumnado procedente de los sectores más bajos desde el punto de vista de las profesiones y el nivel de estudios de padres y madres. El estudio deja claro que la distribución social del alumnado, teniendo en cuenta las profesiones y nivel de estudios de padres y madres, se está haciendo de forma cada vez más desigual entre las diversas redes educativas. Esta distribución desigual se reproduce de forma aún más clara en el nivel de estudios de los padres del alumnado encuestado. Baste con apuntar aquí el alto porcentaje de alumnado de la pública cuyos padres tienen solo la titulación básica y el bajo porcentaje de padres que en la red pública poseen estudios universitarios frente al altísimo de la red privada. La concertada se sitúa en un plano intermedio.

El estudio pretende, entre otras cosas, valorar y cuantificar de forma rigurosa la relación entre el fracaso escolar y el ámbito sociocultural de las familias, con el fin de establecer de forma estricta los sectores que están en mayor riesgo de abandono y se puedan programar intervenciones específicas destinadas a esos sectores para, de esa manera, prevenir el abandono y el fracaso escolar. La encuesta presenta un cuadro en el que se observan las grandes diferencias de fracaso según el nivel de estudios de los padres, medido a partir de los datos de alumnado que ha repetido algún curso en Primaria y/o Secundaria y del número de suspensos en el curso y/o la evaluación anteriores. Lo que muestran los datos no es tanto un conocimiento nuevo como la confirmación estadística de la gran influencia que el ámbito familiar tiene en el éxito o fracaso del alumnado en la etapa de Secundaria.

Clases particulares y tareas escolares

Casi el 60% de los alumnos y alumnas de Secundaria asiste a clases particulares pagadas, la mitad de los cuales afirma hacerlo “porque lo necesita para aprobar”. Esto significa una presión curricular excesiva y un fracaso del sistema pues ese alumnado necesita apoyos que la escuela no le proporciona.

Al analizar los resultados por redes educativas, la red privada no concertada alcanza el 71,84% de alumnado que afirma asistir a esas clases, la privada concertada llega al 60,13% y la pública se queda en el 57,23%. Si tenemos en cuenta los diferentes tipos de centro de cada red, en los centros con una composición social de sectores más favorecidos socioculturalmente (IES urbanos del centro o privados) el porcentaje de asistencia es mayor, mientras que en los rurales y, sobre todo, en los urbanos de barrio el porcentaje desciende sensiblemente. También es muy significativo que, al analizar el 2 porcentaje de asistencia a clases particulares en relación con el nivel de estudios de los padres, sea el alumnado con padres con nivel de estudios más altos, aquellos que más acuden a las clases particulares. Esta misma desigualdad se observa al cruzar los datos de asistencia a clases particulares con la profesión de los padres: los mejor situados
económicamente son los que alcanzan mayores porcentajes.

Respecto al tiempo que el alumnado dedica al estudio en casa, los datos reflejan que las chicas emplean más horas que los chicos, lo cual explica que sean las chicas las que menos fracasan en esta etapa. Otro dato: las madres son las que más se ocupan de apoyar en las tareas escolares. Al relacionar el ámbito cultural de las familias con el esfuerzo de alumnos y alumnas (medido en horas de estudio), se observan algunas diferencias sólo en determinados intervalos. Pero, aunque el esfuerzo fuese igual, las posibilidades de éxito son más elevadas cuando los estudiantes han tenido la suerte de que su padre y, sobre todo, su madre, con un nivel cultural más alto ejercen sobre ellos mayor presión para el estudio y les proporcionan cualitativa y cuantitativamente más
apoyos tanto fuera como dentro del ámbito familiar.

* En el estudio de FIES han colaborado la Facultad de Ciencias de la Educación de la Universidad de Oviedo y la Consejería de Educación del Principado de Asturias. Ha sido realizado a partir de una encuesta a 2.535 alumnos y alumnas de Secundaria y Bachillerato de 28 centros públicos, 18 concertados y 2 privados no concertados de Asturias. El estudio íntegro se publicará próximamente.

miércoles, 6 de mayo de 2009

Con el Opus hemos topado

Decía Josep Fontana algo así como que es proverbial la capacidad de indignarse de los privilegiados. Con esta frase podemos resumir bien a las claras la actuación tanto de la dirección como de los padres de alumnos del colegio Torrevelo.

Durante más de un mes han mantenido una disputa con el Gobierno Regional por la retirada del concierto de este centro, esgrimiendo un argumento tan débil dicho por ellos como que se sienten discriminados.

Precisamente hablan de discriminación aquellos que por el hecho de ser mujer no tienes derecho a recibir clase en ese centro, como cualquier escuela islamista, que relegan a las mujeres a otro plano. Aquellos que durante años, entendían que la educación era un privilegio de ricos. Aquellos que no entienden de la igualdad, y que creen en la democracia como algo que les posibilite gestionar los gobiernos para su beneficio. Estos que entienden que por ser quienes son han de tener derecho a todo y los demás son inferiores a ellos.

No entienden, ni quieren entender que esos tiempos, en Cantabria, están superados y lo único que evocan es un “tufillo” a rancio que repugna y la evocación de regímenes anteriores en los que se perseguía a la gente por sus ideas. No se resignan a que sus ideas no gobiernan ni a que ni el OPUS DEI, ni la Iglesia Católica pueden decidir sobre la política educativa que ha de seguir el Gobierno de Cantabria.

De este poco espíritu democrático siguen haciendo gala cuando ponen en duda la legitimidad del Gobierno porque ellos no lo votaron. Y se quejan de que esta decisión sea política y se deba a que su propuesta docente no “encaja” con el modelo educativo que la Consejería de Educación propone.

Nos preocupa y mucho que los trabajadores no sean los paganos de esta situación, pero también que todos los centros cumplan rigurosamente la normativa en materia educativa, por tanto nuestra cautela en este asunto nos llevará a vigilar que por un lado el OPUS DEI no haga gala una vez más de su influencia tanto política como mediática para reconvertir esta situación, y por otro a estar atentos a que la Consejería de Educación se mantenga firme su decisión y explique bien a las claras cuales son los motivos, para que no seamos los sindicatos de izquierdas los que “les saquemos las castañas del fuego” por una clara falta de talla política en sus direcciones generales, incapaces de debatir públicamente sobre este asunto.

El OPUS ha sido capaz de poner en el mapa a Mogro por la retirada del concierto al Torrevelo. ¿Será capaz la Consejería de Educación del Gobierno de Cantabria de decir que la trágica noticia para ese pueblo en materia educativa es que por falta de matricula, el Colegio público de allí puede cerrar sus puertas el próximo curso?


Publicado en el T.E. de Cantabria del mes de Mayo