miércoles, 5 de agosto de 2009

CCOO destaca la importancia de la participación sindical en el desarrollo de los planes de actuación en empresas frente a la gripe

El secretario Confederal de Salud Laboral de CCOO, Pedro J. Linares, ha subrayado, durante la presentación de la guía para la actuación de las empresas o centros de trabajo frente a la de gripe, la disposición de CCOO a colaborar en posteriores desarrollos, con objeto de garantizar que en todo momento se tienen en cuenta tanto los derechos de los trabajadores como el cumplimiento de la normativa laboral vigente. En este sentido, CCOO advierte que los criterios de garantía jurídica para la percepción de la asistencia sanitaria, así como, los subsidios económicos que los trabajadores y trabajadoras precisen en estas situaciones de pérdida de salud, serán los que orienten las guías y planes de las Administraciones Públicas, en su deber constitucional de velar por la integridad física, mental y social de las personas.


El 30 de julio, se presentó en el Ministerio de Sanidad y Política Social una guía para que las empresas españolas elaboren planes de actuación con el fin de hacer frente a brotes severos de la gripe A. La presentación corrió a cargo de la titular del Departamento, Trinidad Jiménez, y contó con la presencia de los agentes sociales, ya que esta guía es fruto del diálogo institucional.

La guía pretende adaptarse a la realidad de la organización empresarial nacional y a los sistemas de participación de la representación de los trabajadores. La guía, incluye:

1. Introducción. Sitúa esta nueva guía en el contexto de los planes de empresas frente a emergencias de salud pública, distinguiendo los conceptos de gripe estacional, epidémica y pandémica, y sus niveles y virulencia.

Pandemia de gripe. Situación. Se menciona la razón por la que la gripe A puede ser un riesgo en la empresa: la producción por ondas, que se repetirán en distintos momentos y con diferente virulencia, pudiendo afectar exponencialmente a porcentajes importantes de trabajadores y/o sus familiares. Este impacto debe planificarse antes de su materialización. Esta planificación en la empresa pasa necesariamente por prever las operaciones básicas de subsistencia y quién y cómo las pueden mantener. Teniendo en cuenta estrategias de control durante la pandemia: aislamientos, cuarentena y distanciamiento social (cambio de hábitos en aras a limitar el contacto físico entre personas), cambios en los movimientos y uso de transportes, ausencias en los puestos de trabajo y de proveedores externos…

2. El guión o fichas para planificar y asegurar la actividad de la empresa:

- Preparación para el impacto. Con un equipo coordinador que tendrá en su seno al servicio de prevención y a la representación de los trabajadores.

- Preparación empleados y clientes. Previsión de bajas y sustituciones. Hábitos y prácticas: lavado de manos, pañuelos desechables, teletrabajo, cuarentenas.

- Medidas de contingencia, acorde a las autoridades sanitarias.

- Formación, información y comunicación con los trabajadores. Divulgación de calma y evitación del pánico y la ansiedad.

- Coordinar con otros productores.

3. Protección específica de la salud de los trabajadores: hábitos higiénicos; trato para especialmente sensibles, gestantes o en lactancia natural; uso de EPIS. Vacunas y fármacos antivirales.

CCOO advierte que el documento guía, que no son protocolos exhaustivos, precisa desarrollos pormenorizados posteriores, en los que la participación de la representación legal de los trabajadores deberá tener un papel fundamental.


No hay comentarios:

Publicar un comentario