sábado, 10 de abril de 2010

Esta semana, en «El Jueves» Adictos a las redes sociales

Leemos y vemos en El Jueves lo siguiente:



Creíamos que el fenómeno Féisbuc empezaba a ir a la baja. Los pocos que siguen activos en esta red social, que sigue creciendo en densidad, si no en expansión, puesto que ya es la guía telefónica del planeta, hacen poca cosa más que crear grupos graciosos sobre señoras, modernos y Richard Alpert, lanzar intentos de récords e iniciativas sociales condenadas al fracaso, o esos nuevos mensajes solidarios jodidamente odiables de “el 92% no colgará esto en su estado para luchar contra el cáncer, yo soy especial” (claaaro... porque el señor cáncer regresará a su dimensión en plan Bitelchús cuando todos los usuarios de Féisbuc hagamos ctrl + C, ctrl + V y digamos su nombre tres veces, ¿verdad?). Pero hay modas pasajeras que resultan ser eslabones de la evolución y, lo crean o no, las redes sociales son de esas. El Féisbuc decae, pero el Twitter se lleva más. El Tumblr llega embalao. Y miren lo que les digo: Fotolog vuelve con fuerza. Ahí lo dejo.

Por eso (bueno, por eso y porque este número lo hemos parido antes de Semana Santa y si hubiéramos hablado de actualidad, habríamos salido más caducados que el primer antiarrugas de Ana Obregón), Rubén Fdez. nos cuenta un día en la vida de un adicto a las redes e Igor nos reprocha que si no estamos en la red, no somos nadie. Pero hay más: Cornellà se pregunta qué crisis es esa de la que habla todo el mundo mientras sale en masa por vacaciones; Vergara traza la semblanza del juez Garzón, ángel o demonio; Xavi Morató & Guitián ponen a prueba la velocidad ultrasónica de la justicia (para cerrar webs, no para las cosas importantes); y una guinda de cines (así, en plural) de Carmelo Manresa. Todo esto, y otras cosas que ya twitearemos, este miércoles en El Jueves.

No hay comentarios:

Publicar un comentario