domingo, 12 de junio de 2011

Atila en Cantabria

Los resultados, una vez constituidos los Ayuntamientos en Cantabria son contundentes: sólo seis de los 102 municipios de Cantabria serán gobernados por el PSOE. Esto supone que un partido centenario como este, con una tradición de gobierno y gestión a lo largo de los años ha dejado Cantabria como si hubiera pasado Atila. Queda el PSOE como una fuerza residual que supera por poco el 5% de los municipios a gobernar y visto desde el punto de vista de gestión a punto de la desaparición en Cantabria.

Pero esto no ha venido de la noche a la mañana, este partido, se ha empecinado año tras año, elección tras elección, empecinándose en que encabece sus listas alguien que al parecer no quiere la ciudadanía de Cantabria. Tal es así que el posible colchón electoral que disfrutaba el PSOE años atrás lo han dilapidado de tal manera que la izquierda política en Cantabria es un erial, un quimera.

Y eso que esta campaña se han empleado de manera cuando menos rocambolesca. En un municipio, Limpias, han hecho campaña, paseando al Obispo hasta por los Centros educativos públicos pese a la oposición del Centro y gran parte de los padres, en Camargo, han vuelto a admitir en su seno al candidato que años atrás les hicieron sombra, en Laredo repescan a un imputado y condenado y como no; hicieron regeneración, como la de Castro Urdiales en las que pocos días después de las elecciones el Juez también imputan a este "joven"por otro caso urbanístico con otros 50 más.

En fin, ni Atila. Mucho me temo que lo de este partido en esta región no se arregla de la noche a la mañana, pero si se comenzaría a solucionar si toda esa dirección se dedicase o bien a sus trabajos los que los tienen o a buscar uno aquellos que no trabajaron en su vida fuera de la política.

No hay comentarios:

Publicar un comentario