martes, 25 de febrero de 2014

¡Que espectáculo!

La implantación de la LOMCE en Cantabria, no deja de abrumar. No sólo si hacemos caso a los titulares de prensa que genera el Consejero del ramo, que es capaz el mismo día de que un periódico diga que se va a implantar la ley en nuestra región a "raja de tabla" y otro, el mismo día diga que la Consejería va a flexibilizar la implantación de la denostada norma.

El señor Serna es capaz de ir a Madrid a defender a capa y espada la posición más "neocon" de Wert y su equipo y volver, con la recompensa de que el ministro de dijo que habrá financiación suficiente para la implantación de la LOMCE, sin cuantificación alguna.

Un fenómeno, nuestro consejero y su equipo, cuando hace gala de la importancia del conocimiento de la lengua de Shakespeare, pero dice que el segundo idioma que recoge la LOMCE, como optativa en Primaria no es importante, dado que otros países de nuestro entorno no lo tienen para secundaria.

Qué decir de la falta de previsión a la hora de aplicar el Real Decreto de Formación Profesional Básica, cuando reconocen que aún no han hablado con Empleo en lo que afecta, que entre otras cosas para eso estas dos Consejerías presiden el Consejo Regional de la Formación Profesional.

Además nos encontramos que el perspicaz Consejero, reconoce ante los medios de comunicación que este próximo curso se utilizarán los del el curso anterior, ante la imposibilidad manifiesta de las editoriales de realizar textos nuevos.

Así, podría seguir con innumerables aspectos que el equipo de Serna, ni piensa, ni ha pensado, ni pensará en ellos hasta que la cruda realidad evidencie los problemas que les va a generar la aplicación la ley que, según ellos, será la panacea educativa que nos catapultará de manera meteórica al primer puesto del próximo informe PISA.

Están empeñados, tanto Diego, como Serna, como Saez de Ibarra, como Blanco como Haya en evidenciar su falta de organización, de planificación y poco rigor para dirigir la Educación de Cantabria. ¿Qué han hecho los infantes de Cantabria para que estos se ensañen con ellos es esta manera?
¿Para este espectáculo se necesitaba esta ley? En fin, como diría el Consejero: ¡Que dios os pille confesaos!

No hay comentarios:

Publicar un comentario