sábado, 10 de julio de 2010

¿La democracia emana de pueblo?

Esta simple pregunta puede ser la que debería haberse hecho antes de cualquier decisión con el tema del Estatut. Si la democracia emana del pueblo, cómo puede ser que una vez que este ha hablado en un referéndum, puede llegar uno de los poderes "independientes" en los que se dividen estos en la democracia - el judicial - y desdecir en parte los que tanto los parlamentos aprobaron como el pueblo en referéndum asintió.

A partir de ese momento, a mi opinión, comienza el disparate que rodea al estatut. Como decía el catedrático de derecho constitucional, sr. Perez Royo, parece ilógico que uno de los poderes democráticos no debe ni puede enmendar la plana a una decisión del pueblo. Esto sería como si se decide modificar la Constitución, y una vez que realizado el trámite tal y como esta dice, llega el Tribunal Constitucional y al cabo de varios años decide que esa modificación es anticonstitucional. Aunque el parlamento lo haya aprobado con la mayoría necesaria y el pueblo lo haya aprobado mayoritariamente en referéndum. ¡Una cosa de locos!

En fin, tras este lío generado, hoy esta convocada en una manifestación para poner en evidencia una vez más este desaguisado, lo importante es que no son los los partidos políticos los principales promotores, y aún así se sumarán al igual que las instituciones catalanas.

Yo no se si el estatut es bueno o malo, lo que sé es que fue aprobado según el procedimiento que la constitución dice, que fue posteriormente apoyado por la mayoría de los catalanes, por tanto, aplicando el "sentido común": ¿Quién es la Judicatura para enmendar una decisión popular?

No hay comentarios:

Publicar un comentario