lunes, 18 de abril de 2011

Extravagancia

Según la RAE, Extravagante es:

(Del b. lat. extravăgans, -antis, part. act. de extravagāri).

1. adj. Que se hace o dice fuera del orden o común modo de obrar.

2. adj. Raro, extraño, desacostumbrado, excesivamente peculiar u original.

3. adj. Que habla, viste o procede así. U. t. c. s.

4. adj. Se dice de la correspondencia que recibe de tránsito una administración de correos, con destino a otras poblaciones.

5. m. ant. Escribano que no era de número ni tenía asiento fijo en ningún pueblo, juzgado o tribunal.

6. (Por estar fuera del cuerpo canónico). f. Cada una de las constituciones pontificias que se hallan recogidas y puestas al fin del cuerpo del derecho canónico, después de los cinco libros de las Decretales y Clementinas.


Este fin de semana, el extravagante expresidente Aznar ha hecho que la utilización de este adjetivo se multiplique al calificar a su amigo Gadaffi como tal.

Asi pues, yo me he puesto a recordar algunas cositas extravagantes que últimamente he comprobado en mi labor sindical. Alguna de ellas os voy a relatar para daros que pensar y sobre todo que hablar.

La primera que se me ocurrió es la extravagancia que supone que estos días en el que los sindicatos estamos intentado llegar a un buen acuerdo sobre las jubilaciones de clases pasivas, uno de los que más ruido intenta hacer, pero no hace nada, es uno que no se sienta en esa mesa a negociar. Pero si esto fuera poco, plantea la jubilación anticipada, que yo defiendo a ultranza, pero su máximo representante en Cantabria se podía haber acogido al menos hace ya más de dos años, con una respetable indemnización. ¿Extravagante?

Siguiendo con estos, todos conocemos que en su logotipo se declaran sindicato independiente, pero si intentamos comprobar esto desde un punto de vista estatal, comprobamos que en Murcia pactan con Valcarcel "manostijeras" -como por esas latitudes lo llaman- unos recortes económicos, laborales y sindicales que no tienen parangón. En la Comunidad de Madrid hemos visto como el gobierno de Esperanza Aguirre ha hecho lo indecible para intentar favorecerles en las elecciones sindicales, pero le salio el tiro por la culata. Y para rematar la faena, comprobamos que en las listas del PP al Gobierno Regional de las Islas Baleares nos encontramos a la presidenta del ANPE de esa comunidad. Estas pinceladas muestran la independencia de esta gente, o al menos lo que ellos entienden por independientes.

¿Extravagantes o no? Esto, queridos lectores lo tenéis que decidir vosotros. Las contradicciones entre sus actuaciones y acciones son evidentes. Yo creo que algo de extravagancia hay, pero sobre todo, doble lenguaje. De todos modos, no me corresponde a mí el definirlo, que lo tengo muy claro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario