martes, 5 de abril de 2011

Negociaciones en la Función Pública

El pasado 3 de Febrero la patronal (CEOE), Gobierno, UGT y Comisiones Obreras firmaron el Acuerdo Social y Económico, para el crecimiento, el empleo y la garantía de las pensiones. Dentro de ese acuerdo y en su capítulo IV, hay que recordar que se recogían expresamente el compromiso de abrir un proceso de diálogo en la Mesa de la Función Pública. Con tres aspectos:

  • La modificación de la normativa de Clases Pasivas
  • El desarrollo de Estatuto Básico del empleado público.
  • La evaluación de los acuerdos pendientes de cumplimiento en el ámbito de la Función Pública.

Los últimos días de Marzo, al Gobierno parece que le han entrado las prisas para negociar solamente una parte que parece interesarle mucho. Para ello presenta a CCOO y a UGT un documento en el que sólo busca aplicar a Clases Pasivas los elementos desfavorables del Régimen General de la Seguridad Social y en la parcialidad de la propuesta del Gobierno al no incluir en la negociación los otros dos puntos cuya negociación también se recogió en el ASE (Acuerdo social y económico).

Tras las presiones sindicales parece que el Gobierno ha dado un paso atrás y se está replanteando la negociación.

En la propuesta ahora retirada por el Gobierno sólo se abordaba, y de forma parcial y restrictiva, la reforma del Régimen de Clases Pasivas.

Para poner un par de ejemplos. Primero vemos como las grandes ventajas del Régimen de Clases Pasivas son las pensiones por jubilación voluntaria y por incapacidad permanente. Por el contrario la Seguridad Social tiene pensiones más altas, favorece más a los que promocionan (la escala de porcentajes es mucho más favorable) y puede existir más fácilmente (aunque con matices) la posibilidad de la jubilación parcial.

Y segundo, en nuestro sector las pensiones de Clases Pasivas son más bajas que las que cobraríamos en la Seguridad Social en cuantías de entre 290 euros (con 35 años de servicios) o de 450 euros (con 25 años de servicios) para los funcionarios del subgrupo A2. En relación al profesorado del subgrupo A1 no se da esta situación en los mismos términos por la existencia de los topes de cotización y del tope de la pensión máxima, lo que supone que en la práctica un docente de subgrupo A1 con 35 años cotizados o de servicios llega a la pensión máxima en cualquiera de los dos regímenes.

En CCOO no nos hemos de cerrar en banda a cualquier negociación, pero tampoco “nacimos ayer” para dejar que la citada negociación vaya por los derroteros que sólo le interesa a una de las partes. Por tanto, hemos de ser capaces de negociar TODOS los puntos que recoge el Acuerdo Social y Económico, y al mismo tiempo no vamos a caer en la treta del “divide y vencerás”, dado que es imprescindible que cuando se negocie lo concerniente a este acuerdo – y más en concreto, sobre Clases Pasivas- hablar de la totalidad de los trabajadores, ya sean docentes, militares, policías, médicos o cualquier tipo de funcionario existente en este país

No hay comentarios:

Publicar un comentario