domingo, 29 de marzo de 2009

¿Hacia una nueva educación?

Navegando por los blogs de varios amigos, me he encontrado estas dos "perlas", que a los docentes nos hande hacer reflexionar sobre como es nuestra tarea en una sociedad tan global y cambiante. De antemano quiero darles las gracias por sus reflexiones y por sus post que transcribo de manera literal con sus links para que ls podais visitar.


Twitter en las aulas


En
El Mundo de ayer aparecía esta noticia:

Pregunté en Twitter que le parecía a los tuter@s y me dijeron esto:



Vosotr@s, ¿qué opináis?

2 comentarios:

acartier dijo...

Pues en la línea en que se comenta. Está bien que se les enseñe a usar la red, a conversar, pero a lo mejor twitter desaparece porque hay algo mejor dentro de x tiempo.

Ion dijo...

Pues aquí mi opinión http://ionantolin.blogspot.com/2009/03/educacion-20.html


Educación 2.0

Desde que tengo memoria siempre he creído que la educación es el gran elemento que controla la desigualdad. Es decir, que si el hijo de un obrero de la Renault de Villamuriel de Cerrato tiene las mismas oportunidades de acceder a unos estudios dignos que el vástago de cualquier ejecutivo de una gran empresa, de esos que ahora se llevan el dinero público a casa en forma de bonos, estaríamos en el buen camino. La llamada economía de mercado estaría haciendo su trabajo, enriqueciendo a los que más tienen, y el estado estaría haciendo el suyo, garantizando que nadie se queda atrás por el nivel de ingresos económicos de sus padres. Correcto. Me lo creo.

Pero los tiempos han cambiado, y con ellos debe cambiar la educación. Vivimos una era en la que las nuevas tecnologías, su conocimiento, es capaz de ser el elemento decisivo para un empresario a la hora de elegir a un candidato para un puesto de trabajo. Nadie puede negar la evidencia. Por eso la educación, ya venga del ámbito público o privado, debe amoldar sus estructuras y ofertas educativas a las necesidades que se demandan. Tan malo es un modelo educativo anclado en el pasado, que niega la evolución de la sociedad y sus herramientas para avanzar, como uno que sólo recurre a las nuevas tecnologías como recurso de marketing para reclamar la atención de los nuevos estudiantes.

Para mí, el hecho de trabajar en una institución que asimila los cambios para evolucionar junto a la comunidad a la que se debe es un lujo difícil de catalogar. La web 2.0, como paradigma, no puede convertirse en un recurso publicitario; una salida fácil para situaciones difíciles. El modelo Bolonia, tan criticado y denostado en estos tiempos, reclama un cambio para poner al alumno en el eje del proceso educativo. La comunicación con el profesorado, el diálogo, con las nuevas tecnologías como herramienta básica y necesaria, será la seña de identidad de un proceso que traerá más beneficios que maldades, por mucho ruido mediático que haya en estos momentos. Nos conduce a educar en la igualdad de oportunidades, a la creación de un sistema en el que nadie se vea fuera del mercado laboral por el hecho de no conocer las herramientas que en este momento marcan la pauta de una sociedad que, según dicen los estudios, reproduce sus modelos habituales en las redes sociales. Somos los mismos, en Internet y en el bar. Hay cosas que no cambian.


Publicado en | Diario Palentino. Edición Impresa | Lasideas.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario