martes, 28 de abril de 2009

CC OO demanda a la Consejería de Educación un plan serio para las revisiones médicas de los docentes


El 28 de abril se celebra el día mundial de la Seguridad y Salud en el Trabajo y los docentes, desgraciadamente, tenemos que seguir reivindicando que pertenecemos a un sector que, también, tiene importantes riesgos para nuestra salud aunque no estemos en las permanentes noticias de accidentes de trabajo que aparecen con demasiada asiduidad en los medios de comunicación.

A nivel estatal seguimos demandando un reconocimiento de las enfermedades profesionales. Y hay varios sitios a los que mirar.

Por ejemplo, en torno al 15% de las bajas por enfermedad entre los docentes de Cantabria están relacionadas con las enfermedades mentales y, sobre todo, con las sobrevenidas a causa de los riesgos psicosociales que tiene nuestra profesión. Es más, más de la cuarta parte del total de los días de absentismo laboral se deben a estas causas. Por otra parte, no podemos dejar de pensar que un porcentaje nada despreciable de otras patologías no constituye más que la somatización de problemas psíquicos.

En estos términos, parece sangrante que este campo de patologías no sea declarado como enfermedad profesional.

Centrándonos en la Educación Pública de Cantabria pensamos, desde CC OO, que queda mucho camino por recorrer en el campo de la Prevención de Riesgos Laborales.

CC OO lleva años demandando la necesidad de que el conjunto de los docentes dependientes de la Consejería de Educación puedan ejercer su derecho a las revisiones médicas en el ámbito laboral, ante lo cuál la Administración Educativa solo ha hecho tímidos intentos de poner en marcha estas revisiones médicas.

Para el sindicato ha llegado a la hora de EXIGIR PERENTORIAMENTE el establecimiento de un plan riguroso que haga que haga que, en el plazo máximo de tres cursos, todos los trabajadores/as de los centros educativos públicos de Cantabria se haya sometido a las antedichas revisiones médicas.

Es un derecho al que no solamente tienen derecho, valga la redundancia, personalmente los trabajadores/as sino que deben exigir, también, el resto de sectores de la Comunidad educativa.

Cuándo desde CC OO estamos denunciando que, en muchas empresas, se está produciendo un retroceso en las actividades y recursos que se dedican a la prevención de riesgos laborales, en muchas Administraciones Públicas es difícil que haya un retroceso porque apenas se ha iniciado el camino.

En resumidas cuentas, para CC OO es inaplazable el inicio de revisiones médicas del conjunto de los docentes de la enseñanza pública de Cantabria. Y que se finalice ese proceso en un plazo razonable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario