sábado, 12 de septiembre de 2009

CC OO propone un acuerdo salarial a tres años



Toxo pide a la CEOE que, a cambio, aparque sus aspiraciones de reforma laboral



MANUEL V. GÓMEZ - Madrid - 09/09/2009


Roto el diálogo social desde julio, las posiciones han comenzado a moverse para recomponerlo. Ayer el secretario general de CC OO, Ignacio Fernández Toxo, anunció que su organización propondrá a la patronal, la CEOE, "un acuerdo salarial a tres años que se acomode a las necesidades de la situación actual" y permita remontar la crisis.

Roto el diálogo social desde julio, las posiciones han comenzado a moverse para recomponerlo.

Ayer el secretario general de CC OO, Ignacio Fernández Toxo, anunció que su organización propondrá a la patronal, la CEOE, "un acuerdo salarial a tres años que se acomode a las necesidades de la situación actual" y permita remontar la crisis. Pero no a cualquier precio, puso condiciones: la reforma de la negociación colectiva y que la patronal "baje de las alturas a las que se ha subido [en referencia a las reclamaciones de reforma laboral]".

En la historia de desencuentro entre empresarios y sindicatos que ha jalonado 2009, la no renovación en marzo del Acuerdo de Negociación Colectiva para este ejercicio fue el primer gran choque.

Entonces los sindicatos (UGT y CC OO) pidieron una subida salarial del 2% más un porcentaje
adicional de productividad. La patronal no pasó del 1%. El acuerdo fue imposible.

Ayer Toxo en Cuenca, en una escuela de verano, no precisó cifras, pero sí dejó entrever que la
reclamación de revisión salarial podría bajar, al menos, para 2010. Aunque con una premisa básica, a lo largo de la vigencia del pacto (2010-2012) se tendría que garantizar el poder adquisitivo de los trabajadores.

No lo dijo abiertamente. Pero sí que lo dejó claro al hablar de la oferta de revisión salarial que UGT y CC OO han lanzado al Gobierno para la función pública. De este acuerdo dijo que es "similar al que CC OO va a plantear a la CEOE". En esta propuesta, los sindicatos admiten una subida salarial del 1% para 2010. Esta cifra queda lejos del tradicional 2% de objetivo básico de inflación que marca el Banco Central Europeo y que es la cifra a la que se han acogido los sindicatos en los últimos años.

Desde UGT, compañero tradicional de Comisiones en estas negociaciones, Toni Ferrer, su secretario de Acción Sindical, admite que se trabaja en un "escenario plurianual". Sin embargo, advierte de que antes hay que desatascar la negociación colectiva pendiente para este año.

Los plazos que maneja Ferrer señalan que antes de que la propuesta sindical para este año se concrete ambas centrales tienen que comenzar a trabajar en un documento conjunto a finales de octubre. Al mismo tiempo, los órganos confederales han de prestar oídos a las propuestas de sus organizaciones internas. La postura definitiva se fijará, según este calendario, a finales de noviembre.

Toxo también habló en Cuenca de la postura sindical ante las negociaciones con el Gobierno para fijar la subida salarial de los funcionarios para 2010. "No vamos a asumir un acuerdo que suponga una congelación salarial", afirmó.

De hecho, ayer se supo que UGT y CC OO presentaron el día anterior una propuesta al Gobierno que contempla una subida salarial del 1%. En línea con la propuesta de Toxo a CEOE, el documento sindical propone un acuerdo hasta 2012, en él tiene que figurar "una cláusula de revisión salarial que garantice el poder adquisitivo de los trabajadores públicos".

Pero la reclamación del 1% es el punto de partida de una negociación que arrancará oficialmente el jueves por la tarde con una reunión entre la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, y los responsables sindicales de CC OO, UGT y CSIF. "Aceptaríamos que fuera por debajo", admite el secretario general de la federación de Servicios a la Ciudadanía de CC OO. En la misma línea se expresa su homólogo de la Federación de Servicios Públicos de UGT, Julio Lacuerda.


A cambio de esta "contención salarial" -los responsables sindicales se resisten a hablar de congelación porque para ellos esto es igual a no subir nada en absoluto- los sindicatos exigen que haya una cláusula de revisión salarial que garantice que hasta 2012 los funcionarios no perderán poder adquisitivo. Además, exigen un compromiso para rebajar la tasa de temporalidad pública al 8% (actualmente está en el 25,6%, por encima de la tasa general del 25,4%).

Por otra parte, también ayer el ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, afirmó que su departamento va a estudiar la modificación de las bonificaciones a la contratación. Para justificarlo, Corbacho argumenta que este tipo de subvenciones han perdido eficacia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario