miércoles, 30 de septiembre de 2009

CCOO hace un llamamiento para que realicen los esfuerzos necesarios a fin de lograr un Pacto Político y Social por la Educación

La educación es una tarea que exige un clima de seguridad y confianza, amplios plazos para la realización de las reformas y una gran estabilidad en el sistema educativo. El derecho a la Educación, reconocido y garantizado por nuestra Constitución, ha sido aplicado y desarrollado por diversas leyes orgánicas que no han podido asegurar su continuidad, puesto que, en nuestro país, los legítimos cambios de gobierno han conllevado con demasiada frecuencia cambios normativos del Sistema Educativo.

La inestabilidad legislativa en que se encuentra la Educación preocupa seriamente a la FE de CCOO. Nos enfrentamos, especialmente en estos tiempos de crisis, a unos retos y a unas urgentes necesidades de mejora en la Educación que no podrán resolverse con éxito si las fuerzas políticas no consideran la educación como un asunto de Estado y si las leyes orgánicas de educación no son consensuadas por los principales grupos parlamentarios.

Por esto, consideramos imprescindible evitar que la Educación quede sometida al continuo vaivén de la coyuntura política. Desde el convencimiento de que es absolutamente precisa una política de Estado en materia de Educación, FECCOO ha trabajado constantemente para lograr un Acuerdo Político y Social que garantice la continuidad del Sistema Educativo en unos parámetros de calidad y equidad. Sólo así podremos alcanzar la convergencia educativa real de nuestro Sistema Educativo con los países más desarrollados de la Unión Europea y cumplir los objetivos y propuestas formulados por la Agenda de Lisboa para el año 2010.

Ese Pacto Educativo debe resolver los problemas más acuciantes de la educación y la formación en España, en torno a un conjunto de ejes estratégicos que consideramos prioritarios:

1. La reducción del abandono temprano y del fracaso escolar, dedicando una atención especial a los siguientes elementos del Sistema Educativo: a) Primer Ciclo de Educación Infantil; b) Atención a la diversidad en todas las etapas educativas; c) La Formación Profesional; e) Los servicios educativos complementarios.
2. El reconocimiento y la valoración social de los profesionales de la educación: Estatuto Docente. Acuerdo básico para el Personal de Administración y Servicios Educativos, Estatuto del Personal Docente e Investigador y financiación adecuada para la aplicación del proceso Bolonia.
3. La Inversión en educación, con un incremento significativo del gasto público en Educación en relación con el PIB.

Asimismo, la FE de CCOO considera imprescindible que este Pacto no se limite a un pacto basado en la aritmética parlamentaria, sino que se extienda a las organizaciones sindicales representativas de los trabajadores de la enseñanza y a las organizaciones de la comunidad educativa que participan directamente en el hecho educativo.
En este sentido, exigimos un procedimiento adecuado que permita una participación real de nuestra organización:
1. Establecer un calendario para la negociación y para la aplicación de las medidas acordadas.
2. Delimitar con claridad las responsabilidades que corresponden a cada uno de los agentes que van a intervenir en el Pacto, teniendo en cuenta que son las Administraciones educativas, como garantes del derecho a la educación, las que en primera instancia están obligadas a realizar unas políticas educativas coherentes con los objetivos planteados y a asumir la responsabilidad que tienen respecto a los centros educativos de los que son titulares.

Todo ello con el objetivo de transformar un proceso histórico de enfrentamiento social y político en un proyecto de cooperación en materia educativa del que existen ejemplos en otros países de Europa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario